Fotografo de bodas en Madrid,Reportajes de boda en Madrid:

 

Esta sección es para ayudarte con algunos consejos en la preparación del día de tu boda.

 

Después de muchos trabajos como fotógrafo de bodas, he aprendido como se deben hacer las cosas para que en un día tan especial todo salga perfecto.

Seguro que habrás asistido a algunas bodas y habrás comprobado que todas son mas o menos iguales , se original y tanto tu como los invitados disfrutareis de una manera especial.

Para esto tienes que cuidar solo algunos detalles, el lugar de celebración suele ser el origen de los problemas que puedan surgir en una boda, busca  un sitio que te guste,

Imposición de exclusivas de forma ilegal:

 

En todos los años de profesión como fotógrafo de bodas,me he encontrado en algunas ocasiones con parejas de novios que tienen el problema de la imposición de fotógrafo de forma exclusiva, tanto en iglesias como en restaurantes.Estas practicas aun siendo ilegales siguen permaneciendo en algunos lugares,principalmente en Madrid y Barcelona, por la sumisión de los novios ante tales imposiciones.
Si te encuentras con este problema, mí principal consejo es que cuando vayas a visitar el lugar donde celebraras tu boda, preguntes al respecto y si te imponen el fotógrafo o cualquier otro servicio,deja bien claro que tu llevaras el fotografo que tu elijas, o simplemente busca otro sitio, hay muchas iglesias y restaurantes donde te sentirás muy a gusto, y libre para realizar tu boda como a ti te apetezca.

 

Si ya has elegido la iglesia, y contratado  el restaurante, tienes este problema, y ya no tienes tiempo para cambiar de sitio, esto es algo muy común, siempre  los exclusivistas esperan hasta los últimos momentos para presionarte y con los nervios de la cercanía de la boda accedas a sus imposiciones. Lo primero no te pongas nerviosa, tranquila , aun hay solución.

 

A continuación tienes algunos conceptos aclaratorios, y recomendaciones de lo que debes hacer, para  solucionar este problema.

 

. Una boda no es un acto público, sino privado. Se acude con invitación.

 

. Tanto la iglesia como el restaurante están reservando un espacio para una celebración privada, lo cual lo convierte en un espacio privado durante el periodo de tiempo por el que están contratados.

 

. Los derechos d e imagen son propiedad del individuo (artículo 18 de la Constitución Española) y le corresponde a él decidir quién le fotografía.

 A un fotógrafo profesional, no se le puede impedir el acceso a la iglesia ni al restaura nte si ha sido contratado por los celeb rantes. No así, a los fotógrafos no profesionales o a los que, aún s iéndolo , no haya n sido contratados por la pareja.

. Del artículo nº 2 de la instrucción nº 8 de Mayo de 2003 del Arzobispado de Madrid, se deduce que no se pueden impone r los servicios fotográficos del fotógrafo habitual de la Iglesia. Este artículo establece que el responsable del templo debe conceder autorización para realizar fotografías o filmaciones a otro fotógrafo, a petición de quiénes celebran los sacramentos, acreditando que el fotógrafo que vaya a trabajar tiene la formación lit úrgica suficiente. Se entiende, por tanto, que podrá realizar el reportaje cualquier fotógrafo elegido por los contrayentes siempre que este sea profesional y por tanto respete la ceremonia.

 

. La ig lesia no puede oponerse a celebrar la ceremonia por la no contratación de los servicios fotográficos ofertados por la e mpresa adjudicada por la iglesia . Tampoco pueden oponerse los f otógrafos habituales de la Iglesia; en este sentido el Juzgado de Instrucción nº 6 de Getafe  dicto sentencia, el año 2004, condenando al fotógrafo habitual de El Cerro de los Ángeles a pagar a los novios la cantidad de 6000.- euros; dicha sentencia es firme y ya se ha ejecutado.

El restaurante no puede oponerse a celebrar el convite por la misma razón anterior, de hecho hay sentencias que establecen que es ilícita la obstrucción a la entrada de un profesional elegido por quiénes celebran y pagan la reunión.

 

Las cláusulas de contratación de los servicios de imagen de elección por parte del restaurante son abusivas, por prestar un servicio accesorio que no se ha solicitado y no respetan la Ley General de defensa de los consumidores y usuarios, al imponer servicios que no se han solicitado, ni la bilateralidad de un contrato que exige el Código Civil, siendo nulas por abusivas.

 

Algo tan simple como un la adquisición de un electrodoméstico, ¿consentirías que estuviera regulado por la contratación de un seguro de vida? ¿Comprarías un vehículo que te impusiera tu ayuntamiento?

 

Desgraciadamente, por desconocimiento, por comodidad o por dejarlo estar, esto es lo que se hace con la fotografía de bodas. A nadie le apetece enturbiar la preparación de un momento con tanta emotividad o que la celebración se pueda deslucir con una discusión subida de tono en ese día. Es precisamente esto lo que aprovechan muchos exclusivistas, para obligarte a ceder, ponte en tu sitio y no admitas presiones ni imposiciones.

 

Antes de contratar un servicio, ver el producto, pedir presupuesto y decidir si es lo que se ajusta a tus deseos.

 

Firma siempre un contrato con el fotógrafo de bodas que elijas, si te ponen algun problema para llevar tu fotografo, envía un burofax con certificado de contenido a la iglesia y al restaurante advirtiendo que se han contratado los servicios de un profesional de la fotografía, para dejar constancia de que las personas que van a realizar el reportaje son profesionales de la fotografía y de que estáis actuando según la legalidad optando libremente por vuestra elección.

 

Normalmente, esto es suficiente para que todas las oposiciones por parte de la iglesia y del restaurante cesen. Si a pesar de todo no cejan en su empeño abusivo, negociar algún tipo de acuerdo en favor de un decoro en la celebración. Si a pesar de esto no se produce el acuerdo, mi consejo es disfrutar de la ceremonia y del día, que los fotógrafos de vuestra elección hagan el trabajo que les dejen y después, al día siguiente o a la vuelta de la luna de miel, se tomen las acciones legales correspondientes.

 

Como ya he comentado antes, la iglesia puede negarse a que el fotógrafo de vuestra elección realice el reportaje, alegando motivos sobre el respeto a la liturgia. Esto se soluciona con una entrevista con el párroco por parte del fotógrafo en el que le ponga en antecedentes sobre qué momentos no está permitido hacer fotos y las condiciones en las que trabajar. Con un poco de sentido común, incluso una llamada de teléfono sería suficiente para acordar estos términos.

 

Si tenéis algún tipo de problema, contactar con la empresa que hayáis elegido para la realización del trabajo y con asociaciones fotográficas que conocen el tema en profundidad, así como con asociaciones de consumidores. No olvidemos que se trata de un servicio contratado que está regulado por una ley de consumo y que somos consumidores, como lo seríamos de cualquier otro tipo de producto o servicio habitual en nuestras vidas.

 

Podéis poneros en contacto con la asociación de fotógrafos: AFIMA en el teléfono 91 559 91 38, donde os podrán informar detalladamente sobre todo lo aqui expuesto.

 

Ante todo se impone el sentido común y no deslucir una celebración tan significativa para las parejas y sus familias. Se trata de disfrutar del día.
información extraida de todoexpertos‘, ‘fotografos en iglesias y restaurantes’.